TRAIN YOUR BEAUTY

Tips para reparar tu
pelo después del verano

13 septiembre
Crys Dyaz - Dicora Coach

Si antes del verano hablábamos de los consejos para preparar nuestra melena para lucir radiante, después de la época estival, ahora es momento de reparar nuestro pelo de las consecuencias derivadas del exceso de sol, de sequedad, del agua de playas y piscinas…. Nuestro cabello está seco y dañado por todos estos motivos y necesita de unos cuidados específicos para que vuelva a lucir sano y con fuerza.

En primer lugar, necesitamos una dosis extra de hidratación que podremos conseguir a través de unos buenos productos y una rutina capilar algo más específica para este objetivo. Mi consejo es que utilices una buena mascarilla (puede ser casera o comprada) dos veces por semana.

En segundo lugar, elige el mejor champú para reparar tu cabello. Aquí tengo clara mi recomendación, ya que desde que probé el champú de MAX REPAIR no he cambiado de producto y mi cabello ha dado un cambio radical. Sin siliconas, con extracto de moringa y macadamia, con keratina vegetal y un olor que te atrapará en tu rutina capilar. Terminar tu lavado con el acondicionador de la misma gama dejará tu cabello suave, brillante y sedoso.

En tercer lugar, no abuses o incluso deja de utilizar la plancha durante una temporada. Dale ese respiro a tu cabello. Si la utilizas (siempre de forma puntual), aplícate primero un producto que proteja tu pelo del calor, para que no se dañe.

En cuarto lugar, hidrata de medios a puntas con extra de mimos. Aceites naturales, aceite de coco o incluso serums específicos para puntas del pelo serán tus aliados para que apliques en seco después del lavado y que le van a dar un extra de hidratación a esa parte del cabello tan delicada.

En quinto lugar, no olvidemos que la salud y buen estado de nuestro cabello, piel y uñas nace de una buena alimentación y que una nutrición saludable nos va a aportar los beneficios que nuestro organismo necesita para lucir su mejor aspecto.

En sexto lugar, evita los peinados que te tensen el pelo. Es decir, trenzas o coletas excesivamente tensas pueden hacer que el cuero cabelludo se vuelva mas quebradizo, sobre todo cuando utilizamos productos fijadores.

En séptimo lugar, evita el uso del secador para reducir lo máximo posible todo aquello que te dañe o te seque el cabello. Deja el secado al aire libre para no deshidratarlo.

En octavo lugar, masajea tu cuero cabelludo frecuentemente, haciendo movimientos circulares con tus manos. De esta forma, ayudas a activar la circulación sanguínea y la secreción de grasa capilar.

En noveno lugar, NUTRIR. No es lo mismo nutrir que hidratar. Cuando lo nutres, le das los nutrientes y vitaminas que necesita, al igual que haces con tu organismo cuando nos nutrimos correctamente a través de los alimentos. Nutre tu cabello con productos orgánicos, como el champú que os he recomendado anteriormente, y siempre con productos naturales, libres de químicos.

En último lugar, el coco, un hidratante natural. Las personas que me conocéis sabéis que soy una amante del coco en todas sus versiones y para todos sus usos, y aquí va mi último tip de hoy: mójate las puntas del pelo con aceite de coco, masajéalo y deja que haga su efecto durante toda la noche. Al día siguiente, lava el cabello y tus puntas estarán más hidratadas que nunca. ¡Un truco infalible!