TRAIN YOUR BEAUTY

LA IMPORTANCIA DE BEBER MUCHO AGUA

10 noviembre
Crys Dyaz - Dicora Coach

Mucho hablamos de la importancia de la alimentación, sobre qué debemos comer si queremos llevar una vida saludable, si queremos que nuestro organismo funcione correctamente. Pero a veces, olvidamos por el camino un pequeño detalle, tan importante o más que la nutrición, y es la hidratación.

El consumo de agua ese algo imprescindible en lo que a salud se refiere, y una de las bases para que nuestro organismo funcione correctamente.

No es ni el exceso ni el defecto de agua recomendable, como en todo, la cuestión está en que nos hidratemos en su justa medida. No por hidratarnos más será mejor, pero tampoco podemos “pecar” de falta de agua, ya que las consecuencias de ello serían nefastas para tu salud. Y bien… ¿Cuál es el porcentaje de agua recomendable en un adulto? Oscila entre 60% en hombres y entre 50 y 55% en mujeres, eso sería lo recomendable. Por encima o debajo de estas cifras no estamos en equilibrio.

Me comentan a menudo pacientes, amigos, familiares… que en otoño e invierno les resulta más difícil beber agua, que no “les entra” como en verano, sobre todo cuando las temperaturas son bajas. Pues bien, necesitamos beber agua durante esta época del año, independientemente de si sudamos o no, para que nuestro cuerpo transporte los nutrientes y el oxígeno, para que los órganos funcionen correctamente, para que se produzca una correcta eliminación de toxinas, para regular nuestra temperatura corporal y para que podamos tener un buen rendimiento en nuestras sesiones de entrenamiento.

Todos sabemos los beneficios de una buena hidratación para nuestro organismo, pero poco conocemos acerca de los posibles riesgos de beber poco o menos de lo que nuestro cuerpo necesita. Vamos a enumerar a continuación algunos de ellos:

A nivel deportivo, lo primero que destacaría es que el rendimiento desciende bruscamente si nuestros niveles de hidratación son bajos. Cuando entrenaba a nivel profesional, era una de las cosas que más en cuenta tenía que tener para preparar bien una competición y rendir en los entrenamientos, y eso que al estar 8 horas metida dentro del agua, beber no siempre era lo que más me apetecía, pero es clave. La fuerza también se ve perjudicada.

Otra consecuencia habitual es la aparición de calambres musculares, ya que no existe un equilibrio en los electrolitos, como el sodio y el potasio.

La deshidratación puede producirnos también esa “falsa sensación de hambre”, normalmente con tendencia a ingerir alimentos ricos en azúcares (doble problema).

El dolor de cabeza, las malas digestiones, sequedad en la piel son otros de los problemas que podemos sufrir.

¿Mi recomendación, algo fácil de seguir y al alcance de todos? Empezar el día con un buen vaso de agua, la mejor manera de despertar al organismo.

Beber a lo largo del día y añadir infusiones y alimentos ricos en agua, como la fruta y las verduras, y asegurarnos que durante y después de entrenar te hidratas correctamente y recuperas los líquidos y electrolitos perdidos durante el entrenamiento.

En cuanto al producto recomendado para este momento, sin duda el gel de ducha rico en vitamina B, elaborado con extracto de nueces y almendras, ofreciendo un cuidado extra hidratante para mantener la piel en forma. La vitamina B ayuda a la piel a conseguir un alto rendimiento a lo largo del día, manteniendo la piel cuidada y protegida las 24h. Mejora la circulación celular y la elasticidad de la piel.

¡Un boom de beneficios para ti y tu salud!

Nos vemos pronto.

Crys Dyaz