TRAIN YOUR BEAUTY

COMO AFRONTA CRYS DYAZ LA VUELTA
A LA RUTINA

20 septiembre
Crys Dyaz - Dicora Coach

Ha sido un verano mágico, hemos disfrutado en nuestros lugares favoritos y nos hemos acompañado de las personas que más queremos, familia y amigos. Eso hace que hayamos recargado las pilas y hayamos llenado el corazón, muestra de que han sido unas vacaciones entrañables.

Tenía sentimientos encontrados con respecto a la vuelta a la rutina.

Por un lado, soy una persona muy organizada y necesito mucho las rutinas en mi vida diaria, me ayudan con la organización familiar y la mía propia.

Creo que todos necesitamos unos horarios más o menos definidos, una lista de objetivos y cosas por hacer, prioridades, organización, retos e ilusiones, y no siempre en ese orden. Pero si creo que son los ingredientes que no pueden faltar en la receta de la felicidad.

Ante la pregunta sobre cómo afronto la vuelta, la respuesta es clara: ilusionada y descansada.

Me ilusiona mi presente, y los proyectos que tengo por delante, me ilusiona el nuevo año al que se enfrentan mis hijos en el colegio, me ilusionan las escapadas de fin de semana, los objetivos que me he marcado a nivel deportivo y que me hacen entrenar cargada de motivación semana tras semana.

Me ilusiona especialmente la apertura del nuevo centro, y todo el proceso de hacer las cosas desde el principio con todo el cariño del mundo. Tratando de cuidar de eso que en unos meses arrancará como si fuera un tesoro, como trato de cuidar todo, desde hace muchos, pero muchos años atrás.

Igual que tenía claro que en vacaciones necesitaba descansar y desconectar, también sabía que iba a hacerme una lista de objetivos y retos, personales y profesionales de cara a la vuelta al trabajo.

Profesionalmente, mi mayor reto es la apertura del centro nuevo.

Personalmente, mis hijos y mi familia son mi fuente de inspiración.

Deportivamente, los pequeños retos que me voy marcando me empujan a más y más.

Creo que estas son las patas imprescindibles para que mi vida funcione correctamente, sin contratiempos y con buen ritmo. Me gusta descansar, pero no tener la sensación de perder el tiempo, y para ello necesito dormir lo suficiente, entrenar fuerte y alimentarme bien. El resto me viene del cariño y energía de mi gente y de mi equipo.

El auto cuidado, los momentos para ello son esenciales cuando pretendo conseguir un bienestar completo, y para ello tengo a Dicora y sus milagrosos productos.

En esta ocasión os vengo a hablar del gel de avena. Creo que todos los productos que llevan este ingrediente me han entusiasmado, pero el jabón de manos deja mi piel hidratada, suave y con un olor delicioso. No falta en mi rutina diaria. Cuando creo en algo, no lo cambio.

Me gusta emprender, innovar, arriesgar, pero necesito saber que tengo todo bajo control. Solo así disfruto del proceso de cualquier cambio o proyecto nuevo que se presenta delante de mí.

Afronto la vuelta a la rutina con ganas de hacer de mi equipo una piña, cada vez somos más y es una gestión tan difícil como bonita. Y quiero que todos y cada uno de ellos se sientan como en casa. Quiero que sientan que quieren quedarse a mi lado, para siempre.

Nos vemos pronto.

Cuidaros mucho.

Besitos, con sabor a avena.

Crys Dyaz